Mis “deberes” reservados para septiembre

Admito que voy con retraso y que soy rarito como lector.

Normalmente todo el mundo se hace una lista de lectura para verano y aprovecha los meses de descanso para ponerse al día de libros atrasados y artículos que va encontrando por aquí y por allá. Yo, en cambio, suelo engancharme al primer best seller cutre que cae en mis manos ( como más enrevesados misterios artísticos de la Edad Media o del Renacimiento tenga mejor ) a modo de electroencefalograma plano y voy aparcando para septiembre todo tipo de reportajes de periódicos, revistas, guías de museos, flyers de exposiciones y un largo etc. que van cayendo en mis manos como si se tratará de exámenes de repesca. Tan cutres elijo esas novelas que he tenido  en más de una ocasión que camuflar las portadas en épocas que aún podía ir a la playa a tostarme como un guiri requemado en una barbacoa solar. Estilo ante todo, por favor.

Y digo retraso ya que, realmente, esta selección de BABELIA es de finales de julio y comentarla ahora es como hablar de quien ganó La liga la pasada temporada o si el premio Will Eisner de cómic del año era merecido o no. ¡Lo fue!

Pero es ahora cuando lo he leído y me ha parecido como mínimo una interesante selección. Yo no hubiera seleccionado algunos y he echado en falta otros de mis títulos de cabecera imprescindibles de los últimos años. Sin embargo es una buena selección y puestos, a buenas intenciones, mejor recomendar estas magníficas publicaciones para encarar el otoño que no recomendaros empezar alguna colección de fascículos de estos de montar tu propia furgoneta de camping en miniatura o la colección de clásicos griegos (son geniales) en enésima edición en tapa dura pero esta vez en color burdeos, por ejemplo.

Además, yo no soy más que un mindundi delante de todo ese jurado reunido por el suplemento de cultura por excelencia como es BABELIA. Desde aquí pido disculpas a los dioses del Olimpo cultureta por atreverme a opinar distinto a ellos.

Pues eso,  echadles un vistazo si os apetece y seguro que alguno cae como regalo de consolación tras no aprobar el cambio de vida que todos nos proponemos en verano, Como ha escrito una amiga bloguera en su íntimo y refrescante “Illa de Ter“, el año no empieza el 1 de enero. Empieza ahora como el curso escolar.

Leed cómics o lo que sea y pensad como cambiar el mundo. Empieza a ser urgente.

3 comentarios en “Mis “deberes” reservados para septiembre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s