Javier Mariscal y la Formentera soñada

Hoy la cosa va a ir de confesiones muy personales. Ya os lo advierto… Este blog parece estar poco a poco convirtíendose en mi terapeuta personal en muchos sentidos.

En primer lugar, confieso que admiro a Javier Mariscal tanto por su obra como por su persona. Y ésto además, desde mis años más mozos. Antes de que naciera Cobi, cuando me conquistó con “garriris” y con una entrevista que nos concedió a varios jóvenes e inexpertos estudiantes de Llotja Barcelona en su época de supuesto “enfant terrible”. Ya entonces nos aconsejaba en la publicación que le dedicamos en nuestro fanzine con pretensiones de revista de diseño, el no hacer ni caso del profesorado y que lo pasáramos bien dibujando e inventando si queríamos llegar a ser alguien en el mundo del diseño (odiosa palabreja) de esa Barcelona canalla preolímpica desaparecida. No he conseguido ningún ejemplar de ese “Atic-Gràfic” por ningún cajón de los recuerdos que tanto amor publicamos y maquetamos unos aprendices de brujo al modo del Mickey Mouse reventando la imprenta como el taller del mago de Disney. Tampoco sé quien se quedó las servilletas del bar con garriris que nos dibujó que, hoy en día, podrían valer un pastón, después de tantísimos años.

En segundo lugar, también confieso mi debilidad hacia una Formentera que, por culpa de algún troll disfrazado de progreso con bañador italiano, desgraciadamente, está dejando de existir desde hace años ya. Ese lugar de ensueño al modo de Robinson moderno que siempre fue mi refugio. He necesitado de la luz y la calma de la isla más bonita del mundo ni que fuese por unos cuantos días al año durante toda mi vida. Una Formentera sin turismo de masas, ni barcos de lujo, ni bloques de apartamentos ni discotecas cutres y, si, con la hospitalidad de sus gentes venidas de todo el planeta para vivir la verdadera felicidad de ser un isleño verdadero y no un turista de pulserita. Un mundo particular como un cuento de hadas con rastas que conocí siendo poco más que un adolescente, al cual no he podido dejar de agarrarme desde entonces. Por motivos personales y de salud, que no vienen al caso, llevo demasiado tiempo sin ir.

Dicho todo esto y ya basta de psicoanalizarme, por favor, el maestro Mariscal me ha descubierto este mes de agosto en su cuenta de instagram que mi anhelado refugio aún existe por el momento, dejando constancia de ello con las variadas ilustraciones que ha ido publicando con todo tipo de técnicas, materiales y soportes.

Con su toque de mago personalísimo me ha traído hasta casa el color sin igual de las rocas, las vivencias que todos las que la hemos conocido hemos tenido, desde el ferry hasta los barcas en embarcaderos de troncos, pasando por las casas blancas maravillosas con sus porches y cocinas, el cielo y la luna que no se pueden describir, los baños en ese mar turquesa sin igual o los paseos de sus atardeceres de color siena, naranja y bermellón. Rematado todo ello, cómo no podía ser para mi de otra manera, con un perrito blanco. Y mucho más…

Un pajarito me ha dicho, confidencialmente, que esos dibujos van a formar parte de un proyecto que no descubriré por fidelidad hacia él. Eso me lleva a decir también que todas las ilustraciones publicadas en este post son, sin ningún tipo de excepcióm, propiedad intelectual de Javier Mariscal y como tal deben ser tratadas según lo dispuesto por la ley vigente en cualquier momento. Sólo son un préstamo y como tal lo hago constar con su copyright en cada imagen. Id siguiendo su tienda online o sus cuentas de instagram o facebook para saber más de todo lo que os he hablado. Aquí sólo hay una pequeña selección, un muy pequeñísimo adelanto. Encontrarèis al final todos los links.

¡Y termino con un gracias! Gracias Javier por devolverme un poco mi islita del tesoro en estos momentos de mi vida y por tu legado mucho más que gráfico, según mi opinión. Como me recomendaste en su día, me salté muchas clases y aprendí mucho más yendo a tiendas, museos o bares. Observando, pasándolo bien y dibujando mucho, mucho, mucho, básicamente.

Links que teneís que visitar sin excusas:

https://www.instagram.com/mariscaloficial/

https://mariscalstore.com/es

https://www.facebook.com/JMariscalOficial/

4 comentarios en “Javier Mariscal y la Formentera soñada

  1. Gràcies per retornar-me aquella Formentera de visita fora de temporada turística quan és un refugi temporal. No sé si guardo algun programa de les Festes de Santa Maria que va dibuixar Mariscal d’un dels anys en què vaig viure a l’illa i vaig entendre la salvatjada del turisme que no respecta les persones ni el territori. Si és així, te’l guardo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gràcies a tu!! No en tenia ni idea que haguessis viscut allà… això ho hem de parlar!!! Ès una illa refugi del tresor tipus Stevenson en el meu imaginari i, com a tot món somiat, existeix i existirà sempre en un lloc on hi seran sempre en Tintin, la Mafalda o en Peter pan!!! Tots benvinguts, paseu, paseu… 😉🌈🌞🌞🌞

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s